中文 Español
INICIO > Conocer China

Cronología Histórica de China


LA REVOLUCIÓN CHINA II: COMUNISTAS

Publicado:2012-3-28 16:31:44

 El Partido Comunista

 

El Partido Comunista Chino es la principal fuerza política en China, y a diferencia de los partidos en las democracias occidentales, es un movimiento organizado completamente cerrado que controla y conduce a la sociedad en todos los niveles.  El partido establece las políticas y controla su ejecución a través de los funcionarios gubernamentales que también son miembros del partido, con lo que convierten al gobierno en un órgano del mismo.

 

En la época de la fundación del Partido Comunista Chino, en 1921, se enfocó a la organización de los trabajadores urbanos, con un éxito muy limitado, ya que la ortodoxia marxista planteaba que la revolución comunista debía darse entre los trabajadores industriales;  pero Karl Marx había desarrollado sus teorías basado en economías altamente industrializadas, mientras que el sector industrial en China era muy pequeño y relativamente primitivo.  Por ello Mao Zedong adaptó la teoría marxista a las condiciones de una sociedad subdesarrollada y principalmente agrícola, y aunque los sucesores de Mao han dejado de lado algunas de sus ideas más radicales, el Pensamiento Maoísta Marxista Leninista – el marxismo según la interpretación de Mao – aún constituye oficialmente la guía filosófica del partido y el gobierno.

 

El Partido Comunista Chino está organizado de manera jerárquica, con el poder concentrado en la cima, y una estructura piramidal de congresos y comités partidistas sobre las unidades locales, o células, hasta el Congreso Nacional del Partido, programado para reunirse cada cinco años, aunque no siempre ha sido así.  Cuando no está en sesión, la dirección del partido está en manos de un Comité Central de alrededor de 200 miembros elegidos por el congreso, el cual a su vez elige un Buró Político, que en 1982 estaba integrado por 25 miembros permanentes y tres rotatorios.  Es precisamente entre el Buró Político y la élite del Comité Permanente en donde se concentra el poder y se realizan las decisiones de estado del más alto nivel;  aunque también existe un Secretariado que realiza las decisiones partidistas del día con día.

 

Hasta 1982 la más alta posición del partido fue la Presidencia, ocupada por más de 25 años, durante la mayor parte de la historia de la República Popular hasta la fecha, por Mao Zedong, por lo que en un esfuerzo para prevenir que el poder del que Mao disfrutó nunca se volviera a concentrar en una sola persona, se adoptó una nueva constitución para el partido en 1982, que abolió la presidencia y la sustituyó administrativamente por la Secretaría General del Secretariado.  La constitución también estableció un cuerpo llamado la Comisión Central de Consejeros para ayudar y aconsejar al Comité Central, uno de cuyos propósitos era posibilitar que los líderes de mayor edad permanecieran activos en varias funciones del partido;  pero esta comisión se convirtió en un obstáculo para las reformas y fue suprimida en 1992.

 

Teóricamente, cualquier persona mayor de 18 años puede ser miembro del partido, con sólo aceptar su programa y estar dispuesto a trabajar activamente en alguna de sus organizaciones, y se espera que sus miembros se sujeten a la disciplina del partido y sean trabajadores modelo.  La columna vertebral del partido está constituida por miembros pagados para trabajar de tiempo completo en sus labores, conocidos como “cuadros” (ganbu en chino), aunque el término también se usa para funcionarios públicos en puestos de responsabilidad, sean o no miembros del partido.

 

LA REPUBLICA POPULAR DE CHINA

 

El 1o. de Octubre de 1949, Mao Zedong proclamó el establecimiento de la República Popular de China, y el PCCh celebró este cambio en China como una victoria del pueblo sobre el imperialismo (en especial de los Estados Unidos) y sobre el régimen opresor del KMT.  El Ejército Rojo fue rebautizado como el Ejército Popular de Liberación, y durante los primeros días de la República Popular las tropas fueron acuarteladas, los chinos educados en el extranjero regresaron a ayudar al país, y la mayoría de los administradores locales permanecieron en sus funciones.

 

El primer órgano de gobierno de la era comunista, el Consejo Consultivo Popular, incluía no-comunistas entre sus 662 miembros, pero en el Comité Superior, 31 de las 56 posiciones estaban ocupadas por comunistas, y la constitución de 1954 redujo drásticamente el papel de los no-comunistas.  Después de 1954 se concentró más autoridad en el gobierno central bajo el Consejo de Estado, sin embargo el poder real descansaba en el Partido Comunista, en especial en el Comité Central, compuesto entonces por 94 miembros, el cual mantenía la tríada del poder – ejército, gobierno y partido-, con su círculo interno de 19 miembros del Buró Político, y los siete miembros del Comité Permanente.

 

Reforma Agraria

 

Una de las primeras tareas del gobierno comunista fue la reforma agraria, redistribuyendo las propiedades de los terratenientes a los campesinos, que se inició a nivel nacional con la Ley Agraria de 1950, y se completó casi totalmente a principios de 1953.

 

Reforma Social

 

La reforma agraria eliminó las diferencias sociales entre terratenientes y campesinos, y la nueva ley de matrimonios de 1950 y las campañas de principios de 1950 eliminaron las diferencias dentro de las familias.  Se les otorgó a las mujeres la igualdad en cuestiones de matrimonio, divorcio y propiedad, y se animó a los niños a denunciar a sus padres si se apartaban de la línea del partido Comunista.

 

Reforma del Pensamiento

 

Convencidos de que no se podría realizar la revolución sin reformar al pueblo, el PCCh lanzó varias campañas masivas para cambiar toda la Psicología de China, como las siguientes:  la campaña de los Cuatro Viejos, para erradicar viejas ideas, hábitos, costumbres y cultura;  el Movimiento de los Tres Anti dirigido a los funcionarios, con el propósito de eliminar la corrupción, el desperdicio y el burocratismo;  y la campaña de los Cinco Anti, para combatir a los hombres de negocios, la burguesía, el soborno, el fraude con los impuestos, y el robo de la propiedad estatal y la información económica.  Para los chinos cristianos, el Movimiento de los Tres Auto, les impuso el auto-gobierno, auto-sustento y la auto-propagación, con el propósito de separar las iglesias en China de sus vínculos de dependencia del extranjero;  y los líderes religiosos fueron obligados a denunciar la religión como imperialismo cultural.  La idea del imperialismo cultural se extendió al arte y la literatura, que fueron puestos al servicio del pueblo, la lucha de clases y la revolución.

 

Planificación Económica

 

Junto con las reformas de tenencia de la tierra, sociedad, familia e incluso de pensamiento, en 1953 el PCCh anunció su primer plan quinquenal para acelerar el socialismo en China a través de una economía planificada, orientado a producir máximos rendimientos en la agricultura para cubrir el costo de la industrialización y la ayuda soviética, a través de la colectivización de la agricultura.  La tierra y los implementos agrícolas se distribuyeron a través de cooperativas, y posteriormente a granjas colectivas, que controlaban la producción, el precio y la distribución de los productos;  por lo cual, para Mayo de 1956, el 90 por ciento de los agricultores eran miembros de cooperativas.

 

De manera semejante, para Octubre de 1952 el 80 por ciento de la industria pesada y el 40 por ciento de la industria ligera estaba en manos del gobierno, que también controlaba los ferrocarriles y el tráfico marítimo.  Asimismo, para acelerar aún más el desarrollo de China, Mao Zedong, Liu Shaoqi y otros, después de vencer cierta oposición entre los líderes, lanzaron el Gran Salto Adelante, en 1958.

 

El Gran Salto Adelante

 

El Gran Salto Adelante se diseñó para superar el atraso económico, industrial y tecnológico de China, por medio del uso de la vasta mano de obra y el espíritu indomable de los chinos.  La producción de acero se incrementó a través de los pequeños “hornos de patio”, y la producción agrícola se aumentó integrando las granjas colectivas en comunas, de las cuales se crearon alrededor de 26,000, cada una compuesta de aproximadamente 5,000 familias.

 

Al cabo de un año, los líderes aceptaron que el éxito del programa era muy limitado, ya que la producción de acero en los hornos de patio era de baja calidad y en una cantidad menor al objetivo proyectado, la resistencia de la gente para unirse a las comunas fue mayor a los esperado, y su tamaño debió reducirse, y tuvo que restaurarse la vida doméstica en casas y parcelas privadas para usos familiares.  El efecto del Gran Salto Adelante en el pueblo y la economía fue devastador, y junto con tres años seguidos de pobres cosechas, resultaron en una grave escasez de comida y decline industrial, y en los siguientes años, mientras se alababa el pensamiento de Mao y el activismo del tipo del Gran Salto, el poder real se mantuvo en manos más conservadoras.

 

La Revolución Cultural

 

La Gran Revolución Cultural del Proletariado fue un movimiento radical que cerró escuelas, frenó la producción y virtualmente afectó las relaciones de China con el mundo exterior.  Fue proletaria porque se trató de una revolución de los trabajadores contra los funcionarios del partido;  fue cultural porque significó un cambio en los valores sociales en un sentido comunista;  fue grande porque se realizó a una escala gigantesca, y duró dos años en su etapa más intensa, más un año y medio en forma más ligera, hasta que se declaró oficialmente concluida en 1977.

 

La Revolución Cultural tuvo su origen en una lucha de poder entre Mao y sus colaboradores, incluyendo a su esposa Jiang Qing, y Lin Biao – que pensaban que el fervor revolucionario inicial se estaba perdiendo –, y los elementos mas conservadores y burocráticos de los líderes.  Un punto de conflicto fue el sistema educativo, en particular el hecho de que la juventud urbana (en especial los hijos de los funcionarios privilegiados) parecían tener mejores oportunidades para obtener una educación universitaria que los hijos de los campesinos rurales, ya que Mao temía que la sociedad china se volviese rígida, y para prevenirlo buscó el apoyo de los militares y la juventud.

 

En el verano de 1966, un grupo de muchachas de preparatoria de Beijing protestaron contra el sistema de exámenes para el ingreso a la universidad, que el Comité Central aceptó, para lo cual prometió una reforma y pospuso los ingresos de 1966 por medio año.  Libres de sus deberes escolares, los estudiantes se manifestaron en Beijing en Agosto, arrastrando a la juventud en general, e inspirados por Mao, los jóvenes empezaron a usar brazaletes rojos y copias del “pequeño libro rojo” conteniendo los pensamientos de Mao (“Citas del Presidente Mao”), y a marchar por las calles voceando el lema;  “Para evitar el sometimiento del aparato del partido comunista a los enemigos de las jerarquías políticas”.  A estos Guardia Rojos, como se denominaron, se les otorgaron pases para el ferrocarril, y se dirigieron en gran número a Beijing y otras ciudades durante 1967.

 

A principios de 1967, algunos de los líderes de más alto nivel, antiguos cercanos colaboradores revolucionarios del propio Mao, fueron criticados y despedidos, como Liu Shaoqi, que había sido presidente de la República, así como Zhu De y Deng Xiaoping, entre las víctimas más conocidas;  incluso Confucio fue atacado, por haber apoyado a la burguesía.  Los comités revolucionarios se esparcieron a lo largo del país, ocupando el poder de los gobiernos locales y las autoridades del partido, y hostigando – y en algunos casos atacando – a aquellos sospechosos de no ser leales al pensamiento de Mao.

 

Los desórdenes alcanzaron su clímax en Julio de 1967 en la ciudad de Wuhan, cuando el comandante militar local trató de empujar a la gente contra los radicales, y se enviaron las tropas para restaurar el orden.  A partir de este momento, se tomaron acciones para tranquilizar las partes más violentas de la Revolución Cultural, aunque no fue sino hasta 1968 en que la sociedad regresó a algo que parecía la normalidad.  En Marzo de 1969 el gobierno ordenó la reapertura de todas las escuelas, pero la situación era tan caótica, que las universidades se reabrieron hasta Septiembre de 1970.

 

La Revolución Cultural afectó en gran medida al liderazgo del PCCh, y cuando finalmente se celebró el largamente pospuesto noveno congreso del PCCh, ya no estaban casi una tercera parte de los miembros del Comité Central.  El intento de Mao para mantener un estado de revolución permanente fue muy costoso, ya que una generación completa de jóvenes se quedaron sin educación, las granjas y las fábricas permanecieron abandonadas, y China se retrasó aún más entre las potencias industrializadas del mundo  Conforme fue concluyendo la Revolución Cultural, Zhou Enlai, que había sido Primer Ministro desde la fundación de la República Popular, calladamente tomó el control, y Deng Xiaoping y otros líderes “pragmáticos” fueron rehabilitados.  El partido y el gobierno redujeron el control sobre la población y se otorgaron ciertos derechos civiles en una nueva constitución adoptada en 1975.

 

Relaciones Internacionales de la República Popular

 

La República Popular ha pasado por varios cambios en su política exterior desde 1949, cuando inicialmente estuvo muy ligada a la Unión Soviética y se identificó como un firme miembro en el campo socialista.  Sin embargo, en pocos años las relaciones Chino-Soviéticas se empezaron a deteriorar, resultado, entre otros factores de diferencias en los intereses nacionales, diferencias en la interpretación del marxismo, y el resentimiento chino por los intentos soviéticos para controlarlos;  por lo que para mediados de los años 60, China y la Unión Soviética eran abiertamente hostiles entre sí.

 

China estuvo muy aislada del resto del mundo durante el clímax de la Revolución Cultural, pero cuando pasaron los mayores efectos, empezó a tomar una línea de política exterior más práctica, se abrió el comercio con algunas naciones occidentales, China empezó a jugar un papel activo en las organizaciones internacionales, y se establecieron relaciones diplomáticas con países dispuestos a reconocer la República Popular como el gobierno de China, en vez del gobierno nacionalista en Taiwán;  de lo cual lo más dramático fueron los contactos con los Estados Unidos, que llevaron a un reconocimiento diplomático total el 1º. de Enero de 1979.

 

El sistema político de China ha cambiado poco hacia los años 90, pero su economía se ha convertido en la de más rápido crecimiento en el mundo, aunque las relaciones con los Estados Unidos se han vuelto inestables por dos aspectos:  el rechazo del gobierno chino para permitir que los asuntos de derechos humanos se convirtieran en un factor en las pláticas comerciales, y el propio comercio, ya que las exportaciones a los Estados Unidos son mayores que las importaciones.  Además de lo anterior, la posible posesión de armas nucleares por Corea del Norte, constituye un problema tanto para China como para Estados Unidos en los años 90.

 

MAO ZEDONG, o MAO TSE-TUNG (1893-1976).

 

Mao Zedong es recordado y reverenciado en China como el más grande de los revolucionarios, aunque sus logros como gobernante han sido minimizados con toda justicia porque también se le considera entre los peores políticos, ya que si bien supo como hacer una revolución, una vez en el poder no pudo hacer a un lado su amor por la revolución, para desarrollar un buen gobierno.

 

Mao nació el 26 de Diciembre de 1893 en Shaoshan, en la provincia de Hunan, hijo de un campesino que alcanzó gran éxito como comerciante en granos.  La educación de Mao tuvo interrupciones, y durante la revolución de 1911 – 1912 sirvió en el ejército por seis meses, después de lo cual vagó por algún tiempo, pero logró graduarse de la Primera Escuela Normal Provincial en Changsha en 1918, por lo que fue enviado a la Universidad de Pekín, donde se involucró en el Movimiento del Cuatro de Mayo, que marcó el giro decisivo en el pensamiento revolucionario chino hacia el marxismo como solución a los problemas de China.

 

En 1921 Mao colaboró en la fundación del Partido Comunista Chino, mientras era director de una escuela en Hunan, y dos años después, cuando los comunistas se aliaron con el Partido Nacionalista de Sun Yat-sen (el Kuomintang), Mao dejó su trabajo y se convirtió en revolucionario de tiempo completo.  En esta época Mao descubrió el gran potencial de la clase campesina para hacer la revolución, que lo llevó a su brillante estrategia para lograr el dominio de China, controlando el campo y sitiando las ciudades

 

Los comunistas y nacionalistas coexistieron bajo una difícil relación hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial, ya que el líder nacionalista desde 1925, Chiang Kai-shek estaba decidido a gobernar China, y no confiaba en los comunistas, a quienes combatió en algunos períodos;  una de cuyas víctimas fue la primera esposa de Mao, ejecutada por los nacionalistas en 1930.

 

En Noviembre de 1931 se fundó la República Soviética China, en la provincia de Jiangxi;  pero en 1934 Mao y sus fuerzas fueron obligadas a dirigirse al norte, en lo que se conoce como la Larga Marcha.  Sin embargo, para 1935 los comunistas y los nacionalistas establecieron un frente unido contra los japoneses, que persistió a pesar de las rivalidades hasta 1945, después de lo cual se inició la revolución que concluyó en 1949 con la victoria comunista.

 

Además de sus problemas con los nacionalistas, los tratos de Mao con la Unión Soviética de Joseph Stalin siembre fueron difíciles, ya que éste recelaba de un poder comunista del tamaño de China en las fronteras soviéticas;  por lo cual Mao eventualmente llegó a calificar a los soviéticos como revisionistas, y los consideró traidores a la causa de la revolución mundial.

 

El título de Mao como gobernante de China era de Presidente de la República Popular, y durante los primeros cinco años apareció poco en público, y parecía ser sólo una figura ceremonial.  Mao nunca alcanzó el total control de China en la forma que Stalin lo hizo en la Unión Soviética, ya que muchos de sus camaradas influían en la dirección política, frecuentemente en formas que Mao desaprobaba, por lo que en 1955 sale de su aislamiento decidido a desempeñar un papel determinante en la política económica y la reestructuración política.

 

Al no poder establecer una alianza con los intelectuales, recurrió a las masas con un programa denominado el Gran Salto Adelante, que si bien no fue un completo desastre, si tuvo graves consecuencias.  Después de trastornar tanto al campo como a las ciudades, fue obligado por sus opositores a retractarse de sus políticas, y para responderles lanzó la Gran Revolución Cultural del Proletariado, impulsado por su esposa radical Jiang Qing, que constituyó un vasto levantamiento que rompió con la burocracia del partido comunista, paralizó la educación y la investigación, y dejó la economía casi en ruinas.

 

Cuando China empezó a recuperarse muy lentamente, Mao ya estaba viejo y enfermo, y otras manos más moderadas se hicieron cargo de la conducción política, como Zhou Enlai, que pareció surgir como el líder real de la nación cuando se restablecieron las relaciones con los Estados Unidos.

 

El culto a la personalidad de Mao permaneció fuerte hasta su muerte el 9 de Septiembre de 1976, después de lo cual se desató una lucha por el poder, cuando los miembros del partido que habían sido purgados durante la Revolución Cultural, regresaron a gobernar China, encabezados por Deng Xiaoping.

Favoritos】 【Cerrar ventana

Enlaces relacionados

  • Anterior:

  • Siguiente:
版权所有:中西女企业家协会 技术支持:欧浪网www.eulam.com     中文 Español